DEMANDA DE TRANSPORTE EN ALEMANIA

Flash Informativo 45.18

Teresa Benadero

Es conocido de todos los que estamos en contacto con el transporte internacional que el modo fluvial cuenta con una gran cuota de mercado en algunas zonas de Europa. En concreto, la entrada de materias primas hacia las platas alemanas y la salida de sus producciones cuenta con el río Rin como una de sus principales arterias para el transporte, por ejemplo, en relación con el mayor puerto europeo, como es el de Rotterdam.

En estos días, compañías del calibre de BASF o Thyssenkrupp, entre otras, han declarado “force majeure” -razones de fuerza mayor- ya que los extremadamente bajos niveles de agua del Rin están interrumpiendo la entrega de materias primas a algunas de sus plantas. Las barcazas fluviales apenas pueden aceptar en estos momentos un tercio de su carga máxima.

Cabe esperar que se experimente, por tanto, un fuerte incremento en la demanda de transporte para otros modos alternativos, en particular, del transporte por carretera, toda vez que el ferroviario no cuenta con la suficiente capacidad y flexibilidad para hacer frente a súbitos incrementos de demanda.

Creemos que es una información de interés para nuestras empresas de transporte de mercancías, en particular para las que tengan Alemania (y ese tipo de materiales) entre los países sobre los que habitualmente trabajan en transporte internacional.

Las previsiones meteorológicas anuncian lluvias para los días venideros pero no parece, según nos informan desde allí, que la situación del nivel de las aguas vaya a retornar a niveles normales en breve plazo.