UK - FRANCIA. PROTOCOLO PASO FRONTERA

Teresa Benadero

Como ya  hemos informado, los gobiernos del Reino Unido y Francia han llegado a un acuerdo para reabrir la frontera común y, en concreto, para permitir la reanudación de los servicios de transporte de mercancías (acompañados) y algunos servicios de pasajeros entre los dos países.

Según el protocolo acordado con el Gobierno francés, que será revisado el 31 de diciembre y vigente hasta el 6 de enero, todos los conductores de camiones, independientemente de su nacionalidad, requerirán una prueba de flujo lateral o también llamada de antígenos. Según informan, esta puede detectar la nueva cepa de Covid-19 y proporcionar resultados en aproximadamente 30 minutos, en lugar de las 24 horas requeridas después de una prueba de PCR. El Gobierno francés también llevará a cabo por muestreo pruebas en los flujos de salida hacia el Reino Unido.

Por su parte, el Gobierno del Reino Unido sigue instando encarecidamente a los transportistas a que no viajen a Kent hasta nuevo aviso, mientras se desarrolla un programa de pruebas masivas para conductores de vehículos pesados.

La Operación Stack sigue en vigor a lo largo de la M20, mientras que los conductores de camiones en Kent continúan siendo dirigidos a las instalaciones de estacionamiento temporal de Manston, donde tienen acceso a alimentos y servicios.

Según el acuerdo anunciado esta noche, como ya hemos informado, la entrada a Francia solo se concederá a quienes viajen por motivos urgentes, incluidos los transportistas, ciudadanos franceses y ciudadanos británicos con residencia en Francia.

El Ministro británico de Transporte también anunció la relajación temporal del reglamento de tiempos de conducción y descanso para los transportistas para ayudar a los conductores a atravesar las fronteras del Reino Unido de manera segura, incluso a través de Kent, durante las próximas semanas. Las reglas entrarán en vigor a partir de esta medianoche, hace unos 45 minutos, por tanto.

Para permitir esto, el antiguo emplazamiento del aeródromo de Manston seguirá siendo el principal centro de pruebas para los transportistas. El personal in situ proporcionará pruebas a los transportistas para que se las autoadministren en sus cabinas bajo supervisión. El resultado se comunicará al conductor mediante mensaje de texto o correo electrónico, identificándolo mediante su matrícula.

Los transportistas con pruebas negativas serán autorizados a transitar por lotes para administrar mejor los flujos de tráfico. Si se confirma una prueba positiva, se le indicará al transportista que abandone el sitio de Manston en su vehículo y se le proporcionará alojamiento y aislamiento durante 10 días.

El Gobierno del Reino Unido está trabajando con las autoridades locales de Kent para proporcionar a los transportistas un alojamiento seguro de Covid y estacionamiento seguro para su carga. Los no transportistas deberán organizar una prueba privada para que se les permita el viaje.