PORTUGAL. ACTUALIZACIÓN HUELGA TRANSPORTE

Teresa Benadero

 

Como ya se comunicó el pasado mes de julio, se había convocado, por parte de dos sindicatos “independientes”, a los trabajadores del sector en Portugal a secundar una nueva huelga a partir del lunes día 12 que se extendería a todas las especialidades de carga, no sólo a las mercancías peligrosas.
  
Nos informan esta misma mañana, desde la asociación de transporte por carretera del país vecino, ANTRAM, que la convocatoria sigue en pie pero que tanto la UGT como CGTP-IN, la principal central sindical de ese país, han reiterado su oposición a dicha convocatoria. De hecho, con dicha central sindical siguen abiertas, y en pleno funcionamiento, las reuniones de negociación del convenio colectivo. De todos modos, nos advierten, no hay que descartar incidencias que pueden abarcar desde el lunes hasta el día 15 -aunque la convocatoria de huelga es de carácter indefinido-.

También nos aseguran desde ANTRAM que la posición del Gobierno portugués es muy firme y tiene ya preparados suficientes efectivos entre policía, GNR y el propio ejército para asegurar el cumplimiento de los servicios mínimos así como una declarada determinación de actuar con la mayor celeridad policial en el caso de la aparición de “piquetes informativos” que traten de paralizar el tránsito de vehículos en carretera o en zonas de carga y descarga.

De hecho, el Gobierno portugués declaró hace 48 horas de forma preventiva el “estado de emergencia energética” para dar cobertura a la asignación de efectivos estatales en las labores de conducción de camiones, en particular los que cubren la distribución de combustibles, para la que estableció servicios mínimos que van desde el 50 al 100% para servicios considerados prioritarios como seguridad, sanidad, aeropuertos y emergencias.

Se pretende así evitar que se repitan los problemas que causó la huelga de transportistas realizada el pasado abril y que, dado el buen resultado que tuvo desde el punto de vista de los convocantes, ha dado pie a esta nueva llamada a la huelga.
 
Hay que recordar que, tras aquel episodio del mes de abril, ANTRAM y el Sindicato de los Transportistas de Mercancías Peligrosas acordaron la mejora salarial de los trabajadores, para los que la retribución base pasaría de 630 a 1.400 euros, que a efectos prácticos reales supone una subida entorno a los 300 euros mensuales a cada conductor para el año 2020. En esta nueva convocatoria, uno de los objetivos de los sindicatos que la impulsan es cerrar un acuerdo sindical que abarque hasta el año 2025.

Le mantendremos informado si se producen novedades a lo largo de la próxima semana.