AUSTRIA. ACTUALIZACIÓN MEDIDAS RESTRICTIVAS CORONAVIRUS

Teresa Benadero

De acuerdo con la regulación de entrada COVID-19, todos los viajeros de los Estados de la UE y del EEE deben presentar una declaración electrónica ("Autorización previa al viaje") antes de ingresar a Austria y deben estar en cuarentena durante 10 días. Los viajeros de los países enumerados en el Anexo A del reglamento de entrada COVID-19 están exentos. La "Autorización previa al viaje" se puede realizar en alemán o inglés y se puede realizar a través de estos dos enlaces: alemán o inglés. Los dos enlaces aún se refieren a los formularios del antiguo reglamento de entrada y aún incluyen las excepciones para los pasajeros. Dado que el nuevo reglamento de entrada solo se aplicará a partir del 10 de febrero de 2021, se puede suponer que los dos formularios se adaptarán muy pronto.

En lugar del registro en línea, se pueden seguir utilizando los nuevos formularios E o F.

La entrada sin restricciones es posible para las siguientes personas:

- Personas en tránsito (sin escala);

- Entrada para mantener el movimiento de mercancías y personas (al realizar un transporte) - Se recomienda portar un Certificado Green Lane;

- Personas que ingresan o reingresan al país con fines familiares como parte del tráfico regular de cercanías (al menos una vez al mes). (Atención: a partir del 10 de febrero, obligación semanal de registro y prueba);

- Personas que ingresan o reingresan al país con fines laborales como parte del tráfico regular de cercanías (al menos una vez al mes). (Atención: a partir del 10 de febrero, obligación semanal de registro y prueba);

- Personas que cruzan un territorio extranjero (por ejemplo, GroßeDeutsche Eck o viajan a Kleinwalsertal).

Las siguientes personas no tienen que entrar en cuarentena si tienen una PCR negativa o una prueba de antígeno en el momento de la entrada que no tenga más de 72 horas:

- Trabajadores humanitarios;

- Viajeros de negocios;

- Personas que ingresan al país sobre la base de una citación judicial;

- Escoltas médicas;

- Diplomáticos con carnet de legitimación.

A partir del 10 de febrero, existe una obligación general de prueba para los viajeros a Austria. Independientemente del propósito del viaje y la obligación de cuarentena, ya se debe presentar una prueba COVID negativa al ingresar.

Se aceptan los resultados de las pruebas de Austria o los certificados médicos (alemán o inglés) de PCR o pruebas de antígenos.

Los resultados de la prueba de Austria deben contener al menos la siguiente información: nombre y apellido de la persona examinada, fecha de nacimiento, fecha y hora de recolección de la muestra, resultado de la prueba, firma de la persona que realiza la prueba, sello de la institución o QR o código de barras.

Si este certificado médico o el resultado de la prueba no se pueden presentar a la entrada, se debe realizar una prueba (PCR o antígeno) inmediatamente, pero a más tardar dentro de las 24 horas posteriores a la entrada.

Además, a partir del 10 de febrero de 2021, los viajeros (incluidos los conductores de camiones, por ejemplo, el conductor residente en Alemania y empleado de una empresa austriaca y pasa los fines de semana en casa) también deben registrarse electrónicamente ("Autorización previa al viaje") y someterse a una prueba de COVID en al menos una vez a la semana (se recomienda portar un certificado Green Lane).

La primera prueba debe realizarse a más tardar 24 horas después de la entrada y no debe tener más de 7 días en ese momento. La prueba y también el registro se repetirán semanalmente.

Fuente: AISÖ